domingo, 13 de abril de 2008

Fiebre Safari

Desde hace tiempo sabía de Safari pero no me había animado a bajarlo hasta hoy, que escuché un comentario por un programa de televisión. Siendo alguien que gusta de las interfaces descongestionadas, este explorador web me causó muy buena impresión. Me gusta su color gris porque lo hace discreto, y como dice la página de Apple, deja que uno se concentre en la web en vez del explorador.


Dejo lo más importante de segundo: la rapidez. Las pruebas de Apple revelan que Safari carga las páginas 1.9 veces más rápido que Internet Explorer 7 y 1.7 veces más rápido que Firefox 2. Esta diferencia quizá es difícil de percibir para el usuario final. Sin embargo, noté rapidez al navegar y menor tiempo (en comparación con Firefox) al iniciar el explorador por primera vez, en mi Intel Celeron de 2 GHz con 736 MB de RAM.


Entre otras cosas que me gustaron está el efecto de transición de los cuadros de diálogo, el color azul que resalta las cajas de texto y el botón X de las pestañas (a la izquierda y no a la derecha). Lo único que no tiene Safari, de lo que me gusta usar en Firefox, es el botón Nueva pestaña (aunque podría acostumbrarme a Ctrl+T) y el plugin para Google Bookmarks. Pero no importa, las ventajas compensan eso. 

Con Firefox estaba contento. Por ahora, tengo fiebre Safari.

2 comentarios:

  1. Y es que Safari es una navegador muy sobrio, como bien has mencionado hace que nos enfoquemos más en la web que en el navegador. Ahi entra la sobriedad, sencillez... lo mejor de todo es que esto no quita en ningún momento la funcionalidad. Yo uso Firefox, pero de vez en mes me motivo a usar Safari (tonterías mías), y con ambos me siento cómodo.

    ResponderEliminar
  2. yo tengo instalado esa version en vista y corre bien, pero prefiero usar opera. y cuando uso la mac tambien uso opera, me gusta mas en ambos sistemas operativos.

    ResponderEliminar